«Me preocupan esas noches de insomnio cuando llegue el bebé. ¿Existen esquemas de colores que me puedan recomendar para dormir bien por la noche?»

Según una encuesta reciente de AkzoNobel, los esquemas relajantes y serenos son el objetivo principal de los padres primerizos a la hora de decorar la habitación del bebé.

Una paleta de colores relajante puede hacer maravillas para toda la familia. ¡Al fin y al cabo, si el bebé duerme profundamente, vos también podés!

Probá pintar las paredes de la habitación del bebé con tonalidades relajantes que ayuden al pequeño a acurrucarse y dormir.

El azul tiene un efecto relajante en el cuerpo y puede incluso reducir la presión sanguínea. Sin duda será una buena noticia para los padres que quieren infundir en su bebé un patrón de sueño estable.

Azul claro

El azul tiene un efecto relajante en el cuerpo y puede incluso reducir la presión sanguínea. Sin duda será una buena noticia para los padres que quieren infundir en su bebé un patrón de sueño estable.

Optá por una tonalidad clara con colores de fondo cálidos para que el esquema relaje al bebé y no lo ponga nervioso.

¿Qué colores?

Frio Súbito

El verde menta es suave y fresco, idóneo para el esquema de colores de una habitación de bebé; es lo bastante suave como para apaciguar al pequeño, pero estimulante para que vos no te vengas abajo en esas noches en las que ellos no se tranquilizan.

Verde menta

El verde, que suele considerarse el color más sereno, es una opción popular para dormitorios, especialmente en tonalidades más claras.

El verde menta es suave y fresco, idóneo para el esquema de colores de una habitación de bebé; es lo bastante suave como para apaciguar al pequeño, pero estimulante para que vos no te vengas abajo en esas noches en las que ellos no se tranquilizan.

¿Qué colores ?

Nido Silencioso

El gris puede parecer una opción aburrida o poco convencional para una habitación de bebé, pero puede ser muy agradable. Decorá las paredes, los muebles, las molduras de madera y los accesorios con diferentes capas de tonos grises.

Gris suave

El gris puede parecer una opción aburrida o poco convencional para una habitación de bebé, pero puede ser muy agradable. Decorá las paredes, los muebles, las molduras de madera y los accesorios con diferentes capas de tonos grises, e incluí diferentes texturas, desde paredes pintadas en mate hasta mantas de lana.

¿Qué colores ?

Orégano

El lila crea una sensación acogedora y envolvente que puede convencer incluso a los bebés más revoltosos de que es la hora de la siesta.

Lila cálido

El lila crea una sensación acogedora y envolvente que puede convencer incluso a los bebés más revoltosos de que es la hora de la siesta.

Elegí una tonalidad cálida y cautivadora, no demasiado osada y combinala con verde grisáceo para lograr un esquema extremadamente relajante.

¿Qué colores?

Violeta Misteriosa,Campiñas Inglesas

Consejo especial

Si querés lograr una habitación aún más acogedora, probá pintar una pared destacada con un tono más profundo del mismo color. No olvides elegir tonos tenues para que el esquema no sea demasiado agobiante ni sobrestimulante.