Ya sea que estés buscando generar una tendencia audaz o simplemente agregar interés a una pared en blanco, un efecto de pintura geométrico es un buen punto de partida. Para crear este estilo, vas a necesitar cartón grueso (para armar el esténcil), una regla, un nivel, tijera, tiza y cinta de enmascarar de baja adherencia de buena calidad. Y los colores de pintura que hayas elegido ¡por supuesto!