No te olvides de la quinta pared: el techo

También te puede interesar