«Hemos decidido no conocer el sexo de nuestro bebé, pero nos preocupa que un esquema decorativo neutro parezca un poco insípido. ¿Cómo podemos darle personalidad al esquema?»

Según un estudio de AkzoNobel, alrededor de dos terceras partes de los padres primerizos dicen que el sexo del bebé no es prioritario a la hora de decorar la habitación del bebé.

Ya sea porque esperás al nacimiento para saber el sexo del bebé o porque no te emocionan mucho los tradicionales esquemas de color azul y rosa, las habitaciones de bebé unisex son una opción de decoración cada vez más popular. ¡Sin duda es mucho más fácil cuando llega el segundo!

Pero una habitación de bebé neutra puede parecer un poco fría e insípida, así que hemos pensado en cuatro ideas de colores que le darán personalidad a tu esquema.

A la hora de elegir un esquema de color neutro, pensá de forma simple. La idea es crear un hermoso lienzo neutro que se puede complementar con muebles y accesorios delicados cuando nazca el bebé.

1. Elegí beige natural, turquesa suave y amarillo ocre

A la hora de elegir un esquema de color neutro, pensá de forma simple. La idea es crear un hermoso lienzo neutro que se puede complementar con muebles y accesorios delicados cuando nazca el bebé.

Eso es exactamente lo que ofrece esta paleta de colores de beige natural, turquesa suave y amarillo suave.

Estos tonos, relajados, serenos y acogedores, se pueden usar de forma proporcionada para crear un llamativo efecto de rayas en una pared de la habitación. Por otra parte, elegí un tono para la mayoría de las paredes y compensalo con una moldura y una pared acentuada pintadas de otro color.

¿Qué colores?

Blanco Unicornio,Vista del Lago, Yacimiento de Oro

El verde es conocido por sus cualidades armónicas, una opción perfecta como tonalidad neutra para la habitación del bebé.

2. Combiná tonalidades de verdes

El verde es conocido por sus cualidades armónicas, una opción perfecta como tonalidad neutra para la habitación del bebé.

Al igual que la naturaleza, la mayoría de las tonalidades de verdes combinan entre sí a la perfección, y este suele considerarse uno de los colores más relajantes del espectro.

En la habitación del bebé, comenzá con una tonalidad más oscura, como helecho, bosque o teja, en la pared y usá un tono más ligero, como verde agua claro, en la moldura y en el techo.

Añadí tramas y texturas de diferentes tonalidades de verde oscuro, como esmeralda, para crear interés y profundidad.

¿Qué colores?

Casa del Árbol,Flores Silvestres,Verde Gráfico

Las paredes destacadas no tienen que ser brillantes. Una pared acentuada de un color tenue sirve para niños y niñas, y supone una fantástica alternativa a un esquema todo de blancos en caso de que sientas atracción natural por los tonos neutros.

3. Dejá tu impronta con sutileza

Las paredes destacadas no tienen que ser brillantes. Una pared acentuada de un color tenue sirve para niños y niñas, y supone una fantástica alternativa a un esquema todo de blancos en caso de que sientas atracción natural por los tonos neutros.

Considerá unos hermosos tonos pastel, como lila, damasco, verde pistacho o marrón topo.

Combinalos con una cuna blanca, accesorios de colores similares y suaves cortinas de gasa para que la habitación del bebé sea discreta y puedan pasar mucho tiempo en ella.

¿Qué colores?

Violeta Vogue

Dale un toque exterior al interior con un esquema de colores para la habitación de bebé inspirada en la naturaleza o en el bosque.

4. Añadí interés con una habitación de bebé temática

Si buscás algo más emocionante, dale un toque exterior al interior con una habitación de bebé inspirada en la naturaleza o en el bosque.

Una paleta de gris, azul y verde atenuado mantendrá el estilo renovado y brillante, mientras que unos sutiles destellos de amarillo cálido y marrón roble le darán un toque acogedor al esquema.

Para darle un toque más personal, trabajá con stencils y creá obras de arte originales para que tu bebé tenga a dónde mirar. Para empezar, no te compliques y usá uno o dos colores, aunque podés soltar tu creatividad con plantillas de hojas o frutas de diferentes tonos.

¿Qué colores?

Verde Campestre,Azul Celestial,Colinas de Invierno

Consejo especial

Para aumentar el interés de un esquema de colores sencillo, decorá una pared estilo vintage. Buscá pósteres de tus dibujos animados preferidos o de los personajes de los libros de tu infancia y colocalos con marcos sencillos de madera natural. Después de todo, también pasarás mucho tiempo en la habitación del bebé.