Desde mucho tiempo atrás, los hermosos colores que oscilan entre el azul y el verde han sido valorados por sus cualidades especiales. Los antiguos persas creían que la turquesa, una gema que combina azul y verde con un toque de amarillo, ofrecía protección contra el mal de ojo. Usaban las piedras turquesas como amuleto protector. En el antiguo México, el turquesa estaba reservado para los dioses y no podía ser usado por los simples mortales.

El verde azulado, una mezcla de azul, verde y un toque de gris, es simplemente un tono de turquesa más oscuro. El verde azulado y el turquesa irradian la paz, la calma y la tranquilidad del azul, y el equilibrio y crecimiento del verde. Considerá usar turquesa en el dormitorio para crear una atmósfera delicada y femenina, y optá por tonos más oscuros de verde azulado para agregar sofisticación vibrante a livings y halls.

Colores destacados