¿Tenés poco tiempo pero ganas de darle un estilo nuevo a tu casa?

Esta idea de decoración es fácil de ejecutar y se puede usar para agregar impacto a cualquier habitación de la casa. Para comenzar, simplemente elegí un detalle arquitectónico como una ventana con arco, un nicho o una entrada y destacalo con un color osado. Si solamente tenés algunas horas para dedicarle, te recomendamos que pintes el interior de una ventana o un nicho.

Destacá el detalle con un toque de color vibrante.

Para generar un impacto realmente importante, te recomendamos que elijas un tono osado, más brillante que lo que te animarías a usar normalmente. Recordá, estás pintando un espacio pequeño ¡podés darte el gusto de ser osado! Según la dimensión de la ventana o el nicho, quizás puedas usar un poco de pintura sobrante de un proyecto anterior o un tarro de pintura de prueba.

Colores destacados