"Una de las ventajas al usar tonos más suaves es que centramos la atención en la textura", según Willeke Jongejan, experta en color en Global Aesthetic Center de Akzo Nobel. Los materiales naturales son perfectos para esta paleta, ya que lucen las vetas de la madera o el detalle de ladrillos expuestos. Experimentá con materiales similares que uses en los muebles: los colores y las texturas del cuero, la lana y los muebles de madera sin tratar se destacan en este ambiente neutro.

Agregá un toque de brillo

Mezclá los acabados mate con los brillosos para darles textura a las paredes de dos tonos.

"Mezclá los detalles brillosos en una pared mate para que las superficies cambien durante el día a medida que se refleja la luz". Los tonos suaves y las proporciones de color, junto con las variantes de acabados mate y brillosos, le agregan un elemento sutil de sorpresa a cualquier espacio. El equipamiento suave, como el lino y otras telas, también ofrece un contraste sutil.

¿Qué colores?

Toque de Rosa, Luvia de Barcelona, Silencio Matutino.

Pensá en elegancia

Creá patrones gráficos en las paredes de dos tonos.

"La época de abarrotar los espacios por el solo hecho de usar un producto está pasando de moda". Nos alejamos del consumismo tradicional y tomamos un enfoque más sutil y modesto para elegir nuestros muebles y la decoración del hogar. Este enfoque más despojado del diseño de interiores se basa en un nuevo tipo de lujo: el del espacio y el tiempo. Entonces, en vez de desbordar los sentidos, les damos el espacio que necesitan con una paleta de colores suaves y relajantes.

¿Qué colores?
Luvia de Barcelona, Gris Humo

Agregá tu toque personal

Con un esquema de color minimalista, destacás los objetos para apreciarlos mejor.

Con un enfoque tan despojado y minimalista, podés empezar a mostrar tu personalidad en cada espacio; para ello, agregá accesorios de materiales diferentes, especialmente los palpables. Imaginate cómo afectan los materiales al sentido táctil. Con algunas variantes sutiles de color, los objetos de un espacio le agregan elementos que hacen la diferencia.

También podés experimentar pintando algunas partes de los muebles y dejando otras sin tratar. Empezá pintando algunas sillas de la habitación y, si te animás, podés pintar solo la mitad de ellas para cambiar la sensación de suave a rústica, incluso en el mismo mueble.

¿Qué colores?

Lluvia de Barcelona, Campo Nevado

El arte de lo discreto

Descargá la aplicación Inca Visualizer para descubrir cómo podés usar estas tonalidades claras y discretas en tu hogar.