«Hemos terminado de decorar la habitación del bebé, pero ¿qué otras partes de la casa debemos renovar para la llegada del nuevo integrante?»

Es natural concentrar la energía en decorar la habitación del bebé cuando preparamos el hogar para su llegada, pero la habitación no es el único lugar donde vos y el bebé pasarán el día.

Según un estudio de AkzoNobel, aproximadamente el 40% de los futuros padres quieren que las áreas comunes sean acogedoras y cálidas, pero al no disponer de demasiado tiempo no saben por dónde empezar.

Aquí les sugerimos las zonas que deben priorizar si no tienen mucho tiempo:

Combinar diferentes texturas y acabados, como sábanas de algodón, una alfombra gruesa y una suave manta de lana, te ayudará a introducir diferentes niveles de comodidad en la habitación.

Dulces sueños

Pronto llegarán las noches de insomnio, por lo que es el mejor momento de preparar el dormitorio para pasar mucho tiempo en él, así que mejor estar cómodo, sobre todo si decidís tener a tu bebé en él durante los primeros meses.

Los neutros fríos, como gris pizarra y gris piedra, son un fantástico antídoto para los ojos cansados; también se puede hacer la habitación más acogedora con tonos cremosos cálidos para lograr un efecto envolvente.

Combinar diferentes texturas y acabados, como sábanas de algodón, una alfombra gruesa y una suave manta de lana, te ayudará a introducir diferentes niveles de comodidad en la habitación.

¿Qué colores?

Blanco Unicornio,Estaño Pulido,Luz Azul

Los tonos atenuados, como verde agua, gris paloma y turquesa suave, tienen una calidad atemporal que evoca una atmósfera relajada.

Un living donde poder vivir

Tanto familiares como amigos estarán deseando conocer al nuevo integrante de la familia cuando nazca, así que tenemos que preparar el living para recibir invitados.

Redecorar será lo último que te preocupará cuando llegue el bebé, así que te recomendamos hacerlo ahora con una paleta de colores relajantes.

Los tonos atenuados, como verde agua, gris paloma y huevo de pato, tienen una calidad atemporal que evoca una atmósfera relajada para vos y para tu bebé.

¿Qué colores?

Gris Nórdico,Bruma Cristalina,Corrida de Obstáculos

Creá un dormitorio de invitados versátil con un esquema de colores neutros sencillo que se puede complementar con muebles y accesorios delicados.

Prepará tu hogar para las visitas

Si tenés un dormitorio de invitados, es el momento de prepararlo para recibir a la abuela, al abuelo y a todo el que se presente. También puede ser un buen lugar donde guardar todos los objetos que vas a necesitar, como pañales y regalos varios que llegarán cuando nazca el bebé.

Creá un espacio versátil con un esquema de colores neutros sencillo que se puede complementar con muebles y accesorios delicados.

Considerá los tonos relajantes, como azul oscuro y violeta, o neutros cálidos, como marrón nuez o marrón topo.

Con unos toques personales, como una planta en una maceta pintada de tonos brillantes, una vela aromática o una suave alfombra, tendrás la habitación siempre preparada para visitas inesperadas.

¿Qué colores?
Azul Firma,Gris Alpino,Vidrio Ahumado,Cabras Blancas

Elegí una alfombra cómoda y antimanchas a juego con el color de las paredes, y complementala con suaves almohadones de suelo.

Suavidad bajo los pies

Es muy posible que vos y tu bebé pasen mucho tiempo en el suelo durante los próximos años. Será en él donde jueguen o donde el bebé dé sus primeros pasos, así que es buena idea que sea una superficie suave.

Elegí una alfombra cómoda y antimanchas a juego con el color de las paredes, y complementala con suaves almohadones de suelo.

Quizá sea buena idea que empieces a pensar en retirar o cubrir las superficies rígidas que puedan entrometerse en el camino de esos pequeños que gatean. Es tan sencillo como cambiar la disposición de los muebles para crear más espacio en el suelo o cambiar la mesa ratona por un suave puf.

Consejo especial

Es indudable que las paredes sufrirán mucho cuando la familia crezca, así que elegir una pintura que resista el paso del tiempo es fundamental. Elegí una pintura lavable y resistente que soporte salpicaduras inesperadas.

Incalex Superlavable es muy resistente y se lava con facilidad sin que pierda el color.