“Voy a contratar a un pintor para que me pinte la casa. ¿Cómo puedo asegurarme que conseguirá el look que busco?”

Cuando se trata de que te pinten la casa, la comunicación es la clave.

Si querés que el pintor transforme tu nuevo hogar en la casa de tus sueños, debés ser específico para evitar fallas innecesarias durante la obra.

A continuación hemos elaborado una práctica guía sobre cómo contratar al pintor adecuado y qué pedirle:

Si te encanta cómo pintaron la casa de un amigo, pedile los datos de contacto de su pintor. Independientemente de cómo encuentres el pintor, asegurate de ver otros trabajos suyos antes de contratarlo.

1) Pedí recomendaciones

Antes de hablar con un pintor, pedile a tu gente de confianza que te recomiende a alguien.

Si te encanta cómo pintaron la casa de un amigo, pedile los datos de contacto de su pintor.

Independientemente de cómo encuentres al pintor, asegurate de ver otros trabajos suyos antes de contratarlo.

2) Conocé al pintor en persona

Cuanto más estrecha sea la relación que tengas con tu pintor, más probabilidades tendrás que entienda tu visión y la convierta en realidad.

Pedile al pintor que se acerque hasta tu casa para comentar lo que querés exactamente y señalar también detalles concretos.

Cuanto más estrecha sea la relación que tengas con tu pintor, más probabilidades tendrás de que entienda tu visión y la convierta en realidad.

3) Mostrale lo que querés

Las explicaciones son importantes, pero mostrarle en vivo al pintor lo que querés pintar es la mejor forma de garantizar que lo haga bien.

Aquí es cuando resulta útil la aplicación Inca Visualizer. Te permite obtener una imagen virtual de cómo quedaría tu habitación una vez pintada para que puedas compartir de manera fácil las ideas sobre color y productos con tu pintor antes de que empiece.

Llegado este punto, también es una buena idea acordar cuánto tiempo llevará el trabajo y cuántas horas trabajará el pintor en tu casa. Pactá una fecha de inicio y de finalización y dejá en claro los días que trabajará y si esto incluye los fines de semana.

4) Calculá la cantidad de pintura que vas a necesitar

Siempre es conveniente calcular la pintura que vas a necesitar antes de recibir el presupuesto de un pintor. Es la mejor forma de garantizar que vas a pagar el precio justo por el trabajo.

El calculador de pintura en línea de Inca puede ayudarte a hacer esto en solo unos segundos. Una vez que hayas elegido la pintura en el sitio web de Inca, simplemente ingresá las medidas de la habitación, junto con el número de puertas y ventanas, y el calculador se encargará de ello.

Es probable que no estés siempre presente cuando el pintor esté trabajando, por eso es conveniente dejarle una lista detallada de lo que tiene que hacer para que pueda consultarla mientras realiza su trabajo.

5) Hacé una lista y revisala dos veces

Es probable que no estés siempre presente cuando el pintor esté trabajando, por eso es conveniente dejarle una lista detallada de lo que tiene que hacer para que pueda consultarla mientras realiza su trabajo.

Cuando termines de hacer la lista, volvé a leerla para asegurarte de que esté todo correcto: ¡una sola falla y puede que te pinten el baño en vez del dormitorio!

Incluí todas las pinturas en la lista de tareas para el pintor de modo que pueda consultarla cuando sea necesario.

6) Sé preciso con las pinturas

Dale al pintor el nombre exacto del color de la pintura que querés que use, junto con el nombre del producto, para evitar cualquier confusión.

Incluí todas las pinturas en la lista de tareas para el pintor de modo que pueda consultarla cuando sea necesario.

7) Conseguí el tipo y el acabado de pintura adecuados

El acabado de una pintura puede suponer una gran diferencia según cómo quede en las paredes o el mobiliario que te van a pintar. Asegurate que el pintor sepa exactamente qué acabado querés en cada superficie y anotalo en la lista de tareas.

Tené en cuenta que tal vez vas a tener que utilizar tipos de pintura especiales en determinadas habitaciones, como pintura antihongos en el baño, superlavable en la cocina satinadas para un cuarto oscuro.

8) Comprobá su trabajo antes de que se vaya

Una vez finalizada la obra, echá un buen vistazo mientras el pintor sigue ahí. ¿Estás totalmente satisfecho con el resultado? ¿Es necesario hacer unos pequeños retoques de última hora? Si es así, decíselo al pintor antes que guarde las brochas.

Consejo especial

Hacer un plano esquemático de la habitación que querés que te pinten es una forma práctica de evitar que aparezcan errores. No se requiere un talento especial, solo tenés que incluir los elementos más importantes, como las paredes, la puerta y las ventanas, con flechas que muestren qué color y acabado querés en cada uno.